+
Obra Gráfica. Cartel Diseñado por Joan Miró
Obra Gráfica. Cartel Diseñado por Joan Miró Obra Gráfica. Cartel Diseñado por Joan Miró Obra Gráfica. Cartel Diseñado por Joan Miró Obra Gráfica. Cartel Diseñado por Joan Miró Obra Gráfica. Cartel Diseñado por Joan Miró Obra Gráfica. Cartel Diseñado por Joan Miró Obra Gráfica. Cartel Diseñado por Joan Miró Obra Gráfica. Cartel Diseñado por Joan Miró Obra Gráfica. Cartel Diseñado por Joan Miró

Cartel Diseñado por Joan Miró "GALERIE MAEGHT 1976"


Joan Miró (1893-1983). Aunque nació en Barcelona, la vida y trayectoria artística de Joan Miró aparecen vinculadas desde su infancia a las tierras de Tarragona, primero, Cornudella, de donde era su padre, y, después, Mont-Roi... ver más

Tipo: Subasta OnLine
Categoría: Obra Gráfica
Lote Id.: 325111
Finalizado: jueves, 25/11/2021 17:07:00
Precio de salida: 150€
Puja actual: 150€
Número de pujas: 0 pujas
Puja actual 150€

Joan Miró (1893-1983). Aunque nació en Barcelona, la vida y trayectoria artística de Joan Miró aparecen vinculadas desde su infancia a las tierras de Tarragona, primero, Cornudella, de donde era su padre, y, después, Mont-Roig, de donde procedía su madre. Cuando decide dedicarse a la pintura (18 años), el ambiente se encontraba dominado por las últimas tendencias artísticas francesas, en ellas, pudo ver en directo las exposiciones cubista y fauve de la Galería Dalmau de 1912. Esas influencias, junto con las de Cézanne y Van Gogh, son las más perceptibles en sus primeras obras, ya que en ese momento, empezó a mostrar su gusto por las figuras y paisajes relacionados con el mundo rural de sus veranos en Mont-Roig. Pero tras esta etapa, que culmina tras un ingenuo inventario trascendental y casi religioso de la granja de su familia, decide instalarse en París, donde comienza a exponer con los artistas surrealistas. Aunque nunca fue un surrealista ortodoxo, "En Carnaval de Arlequín" (1925), "Cabeza de campesino catalán" (1924-1925) y en tantos otros cuadros de los años veinte y treinta, Miró se aprovechó de los nuevos territorios de fantasía y sueño ganados por el surrealismo, para la práctica artística de aquilatar imágenes simbólicas, que sirvan a ese/su interés por las cualidades míticas de la tierra, que ya estaban presentes en "La Masía" (1921-1922). De hecho, la construcción de sus cuadros debe todavía mucho a la gramática espacial del cubismo interior holandés, y sobre todo, a la idea fauvista de la yuxtaposición de planos de color puro. Tras su regreso a España (1941), fue reconocido y consagrado internacionalmente, gracias a una gran retrospectiva en el Museo de Arte Moderno de Nueva York. Desde entonces, Miró siguió ahondando y depurando su peculiar lenguaje en nuevos soportes y técnicas. Acentuó su dedicación a la escultura, y en los años cincuenta, inició una colaboración con Josep Llorens y Artigas en el campo de la cerámica. Los encargos americanos hicieron posible su salto a los grandes formatos y de hecho desembocaron en los murales cerámicos, que ocuparon gran parte de su tiempo desde los dos que realizó en 1957 para la UNESCO en París. Además, por estos mismos años, comenzó a hacer diseños para tapices y textiles en colaboración con otros destacados artesanos del sector, con la única intención de que conquistar así, nuevos dominios para su lenguaje. Y pese a la universalidad y prestigio de su obra, Miró no dejó nunca de buscar nuevos territorios artísticos. De hecho, sus diseños teatrales para el montaje de "Mori el Merma", del grupo la Claca; o su última obra escultórica, "Mujer y Pájaro", que se encuentra instalada en su ciudad natal, así lo confirman y demuestran.

SeudonimoPujaFecha y hora